interesante

Cuánto tiempo tomar una siesta para obtener los mayores beneficios cerebrales

Despertar de una siesta refrescante se siente genial. Ya no estás agotado, tienes más energía y puedes concentrarte en lo que necesitas hacer. El problema es que no todas las siestas entran en esta categoría. A veces nuestras siestas duran demasiado, dejándonos desorientados cuando nos despertamos y, de alguna manera, aún más cansados ​​que antes. O tal vez nos echamos una siesta pero nunca nos quedamos dormidos, así que 20 minutos después estamos igual de cansados ​​y también frustrados.

Si parece que descubrir que la siesta perfecta es una ciencia, es porque lo es. Por supuesto, no todos tienen el lujo de tomar siestas cuidadosamente planificadas (¡hola, padres y otros cuidadores!), Pero para aquellos que pueden priorizar el sueño durante el día, hay investigaciones detrás de cuánto debemos dormir y cuándo. Esto es lo que necesitas saber:

Tipos de siestas

Resulta que hay tres tipos de siestas, según la National Sleep Foundation:

  • La siesta planificada (también llamada siesta preparatoria) es cuando tomas una siesta antes de que realmente te canses. Esta es una buena opción si sabe que tendrá que quedarse despierto más tarde de lo habitual.
  • La siesta de emergencia es exactamente lo que parece: quedarse dormido porque de repente está muy cansado y ya no puede continuar con las actividades programadas regularmente para su día. Un ejemplo es detenerse al costado del camino para tomar una siesta si tiene sueño mientras conduce.
  • La siesta habitual es cuando alguien toma una siesta a la misma hora todos los días. Aunque esto es más común en niños pequeños, los adultos también pueden adquirir el hábito.

Longitudes de siesta

Los beneficios de una siesta pueden variar dependiendo de cuánto tiempo esté dormido. Aquí hay un desglose de lo que le sucede a su cerebro durante las siestas de diferentes longitudes:

  • 10 minutos: Lo creas o no, incluso una siesta de 10 minutos puede marcar una gran diferencia. En un estudio de 2016 publicado en la revista, los investigadores encontraron que posponer durante 10 minutos puede aumentar de inmediato el estado de alerta y aumentar el rendimiento cognitivo durante hasta tres horas.
  • 20 minutos: la National Sleep Foundation dice que 20 minutos es una duración ideal de la siesta, lo que le permite obtener beneficios como un mejor estado de alerta, un mejor rendimiento y estar de mejor humor.
  • 60 minutos: si puede dormir durante una hora completa por la tarde, puede ser menos impulsivo y más tolerante a la frustración, según un estudio de 2015. Sin embargo, tomar una siesta por más de 30 minutos durante el día puede interrumpir su sueño más tarde esa noche, dijo a NBC News Robert Oexman, MD, quiropráctico y director de sueño del Instituto Sleep to Live. Esto se debe a que las siestas de más de media hora pueden significar que usted entra en un sueño profundo de onda lenta, por lo que puede despertarse sintiéndose desorientado o incluso más cansado que antes de la siesta, dice.
  • 90 minutos: aunque una siesta de 90 minutos suele ser demasiado larga, ese no es necesariamente el caso si su sueño fue interrumpido severamente la noche anterior, experto en sueño, Rebecca Robbins, Ph.D. le dijo a NBC News. Dicho esto, tomar una siesta durante una hora y media puede proporcionar los mismos beneficios cognitivos que un período de sueño de ocho horas, señaló Sara Mednick, Ph.D., psicóloga de la Universidad de California en Riverside, en una entrevista con el American Psychological Asociación. Además, la National Sleep Foundation dice que una siesta de 90 minutos puede aumentar su creatividad.

Mientras planificas tu siesta, no olvides cronometrarla también en el momento adecuado del día. También es posible que desee cronometrar su consumo de cafeína con sus siestas para maximizar los beneficios.